Usted es el Visitante Nro 3489270
Febrero 2018

Mensaje del Presidente

Editorial: Walter Burzaco

La TV por Cable argentina es un ecosistema donde conviven empresas pequeñas, medianas y grandes, todas de capital nacional, y que reinvierten en el país. Hoy nuestro sector está frente a una nueva época de desafíos. Vienen tiempos que implican nuevos esfuerzos. Una nueva etapa en la que no sólo tendremos que dar acceso mediante redes modernas, sino que también estamos obligados a seguir invirtiendo con tecnología de punta en la renovación y actualización de nuestra infraestructura, para satisfacer lo que demandan los nuevos servicios. Porque Internet es hoy un derecho humano y una necesidad real para construir igualdad de oportunidades, igualdad de acceso a la educación e igualdad de desarrollo económico y empresario.

 

En este contexto nuestras PYMES, pero también todas las demás empresas, necesitan un horizonte regulatorio previsible que se extienda en el tiempo, porque una oferta convergente va mucho más allá de un combo comercial que ofrezca un paquete de servicios. La convergencia real, la que genera impacto económico y social, es la que se sostiene en la inversión y en una competencia en condiciones de campo nivelado. En ese sentido, aplaudimos que se den facilidades para el desarrollo de redes y que se otorgue protección a las PYMES en ciudades de menos de 80.000 habitantes. La consideramos una medida muy positiva y también nos parece que sería un excelente incentivo a las inversiones que se vaya perfilando cómo se va a reglamentar esta protección y los plazos en los que se va a implementar.

 

Pedimos una mayor certeza para nuestras empresas PYMES, que hoy están emplazadas donde el Estado no llega. Los operadores precisan incentivos para invertir en la renovación de redes y para ello es necesario que puedan vislumbrar un retorno sobre las inversiones que vayan a realizar, mediante un marco regulatorio previsible y reglas que otorguen seguridad jurídica.

 

La falta de un horizonte regulatorio predecible hace que muchos sistemas de Cable estén vacilando en concretar sus inversiones, ante la posible amenaza del ingreso de competidores de escala internacional. La falta de un mensaje clarificador en un momento en el que se deben tomar estas decisiones, puede perjudicar en el mediano plazo a las políticas de Estado establecidas por este gobierno, de dar conectividad a todos los hogares argentinos. Hoy están las redes en funcionamiento y operativas en cada pueblo. Entendemos necesario clarificar el futuro, para que hoy se tomen las decisiones de inversión y para que mañana sigan estando dichas redes en operación.

 

Ha sido y es mucha la contribución de nuestra industria y es justo que sea tenida en cuenta: Por la infraestructura existente de miles de redes, muchas de avanzada tecnología, que están en funcionamiento y son operadas por un Cable local. Por la proximidad y la atención al cliente, dado que estamos presentes en 1.200 localidades del país, donde damos servicios a los vecinos. Por el acceso que tienen las familias argentinas, ya que por medio de las redes de avanzada tecnología con las que transmitimos nuestra programación, también se accede a Internet y con ello a la Sociedad del Conocimiento. Por la producción de contenidos, como fruto de los 600 canales locales y regionales, que cuidan el federalismo, la democratización, el pluralismo y la cultura de la zona.

 

Argentina precisa la convergencia, asimismo que se invierta en infraestructura y que las regulaciones protejan a quienes invierten. Los operadores de TV por Cable queremos sumarnos a una convergencia que tenga un contexto de reglas claras que ayuden a moderar el riesgo empresario.